Pastoral

Pastoral

En el Colegio Nuestra Señora del Pilar, Salesianas Plaza Castilla, apostamos por una Pastoral de procesos que impregne todo el colegio, y que se integre como una unidad con toda la dimensión educativa del Centro. Por tanto no se trata de la realización actividades puntuales y dispersas, sino de proponer un itinerario en el que progresivamente se vayan implicando las diversas dimensiones de la vida educativa.

Las Hijas de María Auxiliadora, como titular, junto con los alumnos/as, profesorado, personal colaborador y familias presenta a la sociedad sus líneas fundamentales como Escuela Salesiana. Es una propuesta inspirada en las orientaciones de la Iglesia Católica y en el sistema educativo de Don Bosco y Madre Mazzarello, que expresa la voluntad de ofrecer un servicio a la sociedad y a las familias que eligen para sus hijos/as nuestra oferta educativa. Esta propuesta respeta otras opciones educativas realizadas desde claves y lecturas diferentes del ser y del hacer de la persona humana.

El objetivo general que pretendemos es el mismo que para todas las iniciativas que surgen del carisma salesiano: formar buenos cristianos y honrados ciudadanos. Pero ambos aspectos vividos en una unidad integradora.

LA ESCUELA SALESIANA presenta las siguientes características:

  • Es popular, libre y abierta a todas las clases sociales, da preferencia a los más necesitados y no es elitista;
  • Coloca al alumno en el centro del hecho educativo;
  • Se presenta como familia educadora, de forma que los alumnos encuentran en ella “su propia casa”;
  • Destaca la personalización de las relaciones educativas;

Todo lo que se realiza en el colegio salesiano, por tanto, es, en sentido amplio, Pastoral, es decir todos los mensajes y todas las actividades que se llevan a cabo, aunque no haya una intencionalidad explícita, aunque no seamos conscientes, están contribuyendo a formar honrados ciudadanos y buenos cristianos. El carisma salesiano, es un carisma compartido, no está solamente en manos de las FMA. Los profesores y educadores del colegio tienen la responsabilidad de que, para que sea colegio SALESIANO, vivan y transmitan el carisma: conocerlo, quererlo y formarse.

Nuestro estilo educativo es Salesiano cuando sigue el estilo educativo de Don Bosco y Madre Mazzarello fomentando:

  • El criterio preventivo, basado en la razón, la religión y la amabilidad
  • El ambiente educativo (espíritu de familia, trabajo diario, creatividad, clima de alegría y fiesta…).
  • La relación educativa personal (cercanía, acogida, diálogo…).
  • Presencia animadora de los educadores en medio de los chicos y chicas (asistencia).
  • Oferta respetuosa de una experiencia de fe (celebración de la fe, sentido de Iglesia, solidaridad…).
  • Propuestas de compromiso cristiano.

Estos planteamientos nos llevan a proponer las líneas fundamentales de trabajo que suponen el punto de partida de nuestra acción pastoral:

  • Las PERSONAS concretas están siempre en el centro de toda la pastoral: los alumnos y alumnas, sus familias, los profesores, los miembros del equipo de pastoral, las FMA… Deben estar en el centro y asumir el protagonismo a la hora de desarrollar y vivir las propuestas pastorales en la pastoral de toda la presencia salesiana. Por eso los niveles de propuesta y de concreción son muchos y variables, pues las personas a las que nos dirigimos no son uniformes, y cada una se encuentra en una situación diferente en su crecimiento humano y cristiano. En este sentido distinguimos las propuestas pastorales encaminadas a la apertura inicial a toda una serie de valores y actitudes, de otras más explícitas y avanzadas.
  • La INTERIORIDAD como estilo vital que se puede educar (inteligencia espiritual), para descubrir en el silencio lo que late en el interior de cada alumno y alumna y lo que la apertura a lo trascendente suscita. La solidaridad, la compasión, el compromiso, como consecuencias lógicas de una vida abierta progresivamente a la trascendencia (al mundo, a los demás, a uno mismo, a Dios).